Obligaciones para los "influencers"

Obligaciones para los «influencers» con la nueva Ley Audiovisual

Los influencers ya tienen quien los regule, al menos en España. Se trata de la Ley 13/2022, de 7 de julio, General de Comunicación Audiovisual, que en varios de sus artículos apunta en dirección a la responsabilidad y las obligaciones de los influencers, vloggers, youtubers y otras figuras del mundo virtual.

La nueva ley postula varios principios generales destinados a todos los medios audiovisuales, como es el de la veracidad de la información, el respeto a las personas con discapacidad y el rechazo de contenidos que atenten contra la “igualdad de género e imagen de las mujeres” (artículo VI).

De modo más específico, en el Título V (La prestación de servicio de intercambio de vídeos a través de la plataforma), la ley se enfoca en aquellos que “gozan de relevancia en el mercado audiovisual desde el punto de vista de la inversión publicitaria y del consumo, especialmente, entre el público más joven”. Es decir, los influencers.

Pero ¿qué es un influencer?

Existen varias definiciones, desde la del Diccionario Oxford hasta el proporcionado por numerosos creadores de contenido en las redes sociales.

Una definición sencilla: es un influencer todo aquel que a través de las redes sociales influyen en millones de seguidores, a través del uso de vídeos comentados, o actuaciones directas, que a menudo cuentan con empresas y marcas que les patrocinan.

¿Qué dice la Ley?

El título V de la Ley 13/2022 comienza con el artículo 86, donde se especifica que los “prestadores del servicio de intercambio de vídeos a través de la plataforma” deberán cumplir con los principios antes señalados (veracidad, igualdad de género, personas con discapacidad, etc.).

Seguidamente, en el 87, indica que los prestadores de servicios deberán registrarse en el Registro Estatal de prestadores de servicios de intercambio de vídeos a través de la plataforma.

Posteriormente, en los artículos 88 y 89 se plantean las obligaciones y medidas para “la protección de los usuarios y de los menores frente a determinados contenidos audiovisuales”.

Son medidas aplicadas también en otros medios, como las de evitar vídeos que puedan afectar el desarrollo físico, mental y moral de los usuarios, especialmente si se trata de menores de edad.

El artículo 90 tiene como objeto la protección de los datos de los menores de edad que acceden a estos servicios, y reitera que no podrán ser utilizados o manipulados con fines comerciales.

El artículo 94, o el “artículo de los influencers”

Es en el artículo 94 donde se define la figura de los influencers como “usuarios de especial relevancia” que prestan un servicio en la plataforma que es parte de una actividad económica por la que perciben ingresos.

Esto los convierte en un “prestador de servicios de intercambio en la plataforma”, por lo que deben inscribirse en el Registro Estatal antes mencionado, y cumplir con todas las normas, obligaciones y medidas de los prestadores de servicios que mencionamos antes.

Además, los influencers deberán adoptar códigos de conducta de “auto y corregulación”, tal y como se contempla en el artículo 15 (“Códigos de conducta de autorregulación y corregulación”).

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *