Japón: El país más friki del mundo

Japón: El país más friki del mundo

Friki es un derivado directo de la palabra inglesa freak, que puede traducirse como raro, estrafalario y extravagante.

Llamamos frikis a aquellas personas que visten y actúan de forma que no se considera normal, y por extensión, a todos aquellos seguidores y fans de series de televisión, mangas, animes, videojuegos, etc.

Sabemos que hay frikis en casi todo el mundo, pero hay países, como Corea del Sur, Estados Unidos o Japón, que parecen generar una mayor concentración de frikis. Y entre estos tres y todos los demás, sin duda Japón destaca como el país más friki del mundo.

Cómo pudo convertirse Japón en el país más friki del mundo

Alcanzar esta posición depende de una serie de factores que han logrado conjugarse en este archipiélago de Asia, y que incluyen la tradición y cultura de un pueblo, su historia y su desarrollo tecnológico.

La cultura japonesa, aunque con influencia de la cultura china, se desarrolló aislada de las principales corrientes de pensamiento y desarrollo técnico hasta mediados del siglo XIX, cuando dio un gran salto prácticamente desde una cultura feudal hacia la modernidad industrial.

Esta expansión industrial no rompió con las tradiciones y valores japoneses, y en muy poco tiempo los convirtió en la mayor potencia de Asia, proceso que concluyó con su derrota al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

En los años 50, Japón comenzó a llevar adelante una segunda revolución industrial, tratando de mantener sus valores culturales, pero también marcado por la trágica experiencia de la guerra, y especialmente de las bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki.

Al mismo tiempo, muchos elementos de la cultura occidental se incorporaron con fuerza a la cultura nipona, que a su vez se veía influida por el creciente desarrollo tecnológico.

Todos estos elementos: la tradición, el papel de la tecnología y la influencia de la cultura occidental, están reflejados en dos géneros culturales estrechamente ligados: el manga y el anime.

El manga y el anime

Las historietas o cómics japoneses son conocidos en Japón y el resto del mundo como mangas, y son resultado de la confluencia de una tradición gráfica y satírica de este país, que se originó en el siglo XI, con la llegada y popularización de la prensa satírica occidental en el siglo XIX.

Aunque hay que decir que el desarrollo del manga japonés se da en el transcurso del siglo XX, orientado en las primeras décadas al público infantil, pero transformándose a partir de 1945.

Los primeros años de la posguerra fueron bastante difíciles en un Japón destruido y donde solo se podía acceder a diversiones baratas como los mangas, que florecieron a partir de dos grandes centros editoriales: Tokio y Osaka.

La influencia de este género, actualmente popular en todo el mundo, es de tal magnitud, que en 1989 el 38 % de todas las publicaciones que se hicieron en Japón fueron mangas.

Otro ejemplo de la importancia de este género, One Piece, el manga de Eiichiro Oda, ha vendido 490 millones de copias en todo el mundo, 400 millones exclusivamente en Japón.

El anime

Aunque algunos remontan la historia del anime a los “juegos de sombra de la China”, que se popularizaron en Japón durante el siglo XVIII. El anime, que es parte de la cultura friki, surge como encarnación del manga en los medios audiovisuales, durante la segunda mitad del siglo XX.

Los animes comenzaron a tomar fuerza en Japón durante la década de los 60, y a difundirse con éxito diverso en el resto del mundo, hasta la década de los 90, cuando series como Sailor Moon, Dragon Ball Z y Pokémon se convirtieron en éxitos globales.

La influencia del manga y el anime en el universo friki japonés se ve complementado con un tercer elemento: los videojuegos.

Los videojuegos

Aunque la industria de los videojuegos no surgió en Japón, el papel jugado por este país en su evolución y desarrollo ha sido fundamental.

Japón se encuentra entre los tres primeros países, junto con China y Estados Unidos, con mayor número de gamers, con alrededor de 65 millones de personas, es decir, que uno de cada dos japoneses usa videojuegos.

Los frikis y el mundo exterior

Pero ciertamente no hay 65 millones de frikis en Japón, ya que puedes leer mangas, disfrutar de vez en cuando de un anime y entretenerte con un videojuego, sin por ello ser un friki.

¿Qué hace friki a un friki? El paso de la ficción a lo real, cuando la ropa de tus personajes favoritos pasan del manga o del videojuego a tu armario; y tu corte de pelo y expresiones derivan de personajes de películas, series o mangas.

No es un fenómeno exclusivo de Japón, ya que tenemos otakus, otra forma de ser frikis, en otros países de Asia, Europa y América, pero es particularmente intenso en este país, donde el gusto friki ha creado un mercado y ha invadido distintos espacios de las principales ciudades japonesas.

Empezando por Akihabara, la zona comercial más importante de Tokio, con tiendas que van desde la venta de productos de alta tecnología, hasta consolas de videojuegos, mangas, animes y cosplays.

Es un espacio donde también podrás acudir a un maid café, donde las camareras visten como criadas francesas, tal y como son imaginadas en los mangas.

Tampoco puedes obviar espacios como el santuario de Kanda Myojin (un santuario para objetos tecnológicos), bailar con robots en el Robot Restaurant de Shinjuku, o hacerte fotos junto al robot gigante Gundam.

Pero si eres cosplayer, es decir, un verdadero friki, el lugar al que debes acudir es Harajuku, alrededor de la estación homónima y también en Tokio. Es un espacio con tiendas cosplay y de moda de vanguardia.

Los cosplayer son aquellos fans que se visten como su personaje favorito de un manga, anime, videojuego o película. En Harajuku organizan eventos y desfiles que son muy populares.

Harajuku es también un lugar de encuentro para seguidores de otros estilos, como Gothic, Lolita, rockability, punk, etc.

En cierto modo, Harajuku, con la presencia de uno de los símbolos culturales de Japón, el Santuario Meiji, expresa el espíritu friki japonés: el encuentro de la tradición con la modernidad, a través de extravagantes ficciones encarnadas por sus seguidores.

Maid Cafés y cafés de animales

Tomarse un café en Japón está muy lejos de ser una experiencia parecida a la que se puede llegar a vivir en otros países.

Por un lado, están los Maid Cafés, locales únicos en el país nipón donde eres atendido por camareras disfrazadas de diversos personajes de animes. El cosplay busca ser sexy, por lo que son mujeres hermosas con faldas cortas, delantales, lazos, volantes y cofias las que te atenderán.

Los Maid Cafés están enfocados en un público masculino, dado que muchos hombres en Japón y en otras partes del mundo, cuentan con fantasías de ser atendidos por los personajes de animes o manga favoritos.

Además, las camareras hacen más que servir café. Ellas cantan, entretienen y juegan con los clientes durante el tiempo que pasen en el local, siempre con una actitud amable, divertida y pícara.

Las camareras llegan a ser muy serviciales como parte de su trabajo, sin embargo, los visitantes no pueden sobrepasarse con ellas, ya que se trata de una actuación.

Otra cualidad de los cafés de Japón es su interés por la temática animal. En común encontrar locales con un ambiente, decoración y platos enfocados en todo tipo de animales.

Incluso es posible interactuar con ellos mientras se disfruta de un desayuno o comida, ya sea con conejos, erizos, gatos, insectos y hasta serpientes.

Uno de los cafés más llamativos es el Owl Cafés, donde puedes comer rodeado de búhos y lechuzas. Durante el servicio, es posible acariciar o sostenerlos en la mano para hacerse una foto con ellos.

Robots y frikismo

Otra cualidad que convierte a Japón en el país más friki del mundo, el lugar ideal para los jóvenes que viven el día a día la cultura del anime, el manga y los videojuegos, es su interés por los robots.

En Gudman, tienes la oportunidad de ver un robot gigante: la réplica del modelo RX-0 Unicorn con aproximadamente 20 metros de altura. Además, visitarlo en un horario específico, permite ver como se transforma en el modo Destroy o el modo Unicorns.

También es recomendado visitar los Robots Cabaret o Robots Restaurante, se tratan de locales en los cuales ver todo un espectáculo de luces, neones, láser, música, chicas y robots.

Las chicas pueden bailar o tocar tambores, los robots bailan e incluso sale un dinosaurio luminoso en el escenario, como Godzilla, por ejemplo.

Es una experiencia friki perfecta para los aficionados del mundo friki que desean ver lo mejor de la extravagancia japonesa. Además, las comidas que se disfrutan son deliciosas y muy variadas.

En ocasiones es posible ver personas disfrazadas de robots conocidos, no importa la hora o la fecha, dado que ellos viven y disfrutan de los cosplays de una manera diferente a las otras culturas.

Todo tipo de tiendas frikis

Al tratarse del país más friki del mundo, es normal encontrar en Japón una gran variedad de tiendas frikis en las cuales comprar todo tipo de productos y accesorios relacionados con este mundo.

En Japón abundan las tiendas en las cuales comprar videoconsolas de Sega, productos de Pokémon o de Hello Kitty, incluso figuras de personajes de animes, películas, series y videojuegos. La variedad de artículos permite encontrar opciones muy curiosas y extravagantes que pocas veces se ve en el mercado occidental.

En las tiendas puedes encontrar una gran variedad de máquinas de arcade que no conocías, maquetas de robots de tamaño natural, una gran cantidad de videojuegos y toda la parafernalia manga que puedas imaginar.

Las empleadas se disfrazan con diferentes cosplays, con ellas es posible hacerse una foto para el recuerdo, o bien, con los animatronics que parecen muy reales.

El barrio para los frikis

En el país nipón tienes la oportunidad de visitar Akihabara, considerado el barrio más friki y perfectos para los amantes de esta cultura. Además, es el centro de la cultura otaku o friki a nivel mundial.

Todo el barrio tiene una temática de manga, anime y videojuegos. Gracias a esto, encuentras variados Maid Cafés y tiendas de cultura pop japonesa. Incluso hay edificios enteros con tiendas que como frikis disfrutarás.

En este barrio se ubican varias de las mejores tiendas para Frikis. Como Super Potato, la cual se especializa en el mundo de videojuegos. O Mandarake que es considerada la tienda de manga más grande del mundo.

Japón tiene la particularidad de que sus tiendas no se extienden de manera horizontal, sino vertical. Por tal motivo, encuentras edificios enteros dedicados a las tiendas, con diferentes temáticas según el nivel que visites.

Subculturas urbanas en Japón

Lo pintoresco, curioso y llamativo es lo que define a Japón. Hay personas que van vestidas de forma extravagante o totalmente disfrazadas, no porque deban asistir a un evento o por la celebración de un día especial.

En el país encuentras una gran variedad de subculturas urbanas muy interesantes. Las cuales tienen una gran influencia, tanto en la forma de vestir, comportarse y de vivir.

Entre las subculturas más llamativas, está la subcultura lolita, la cual se interesa por la moda de la época victoriana y rococó. Otra muy interesante es la subcultura rockabilly, toma prestada su inspiración de la moda de los años 50, por lo que son parecidos a los personajes de la famosa película Grease.

Como friki, amarás la subcultura urbana visual kei, su inspiración es de los grupos musicales que tienen mucho parecido a los personajes del videojuego Final Fantasy.

El cosplay en Japón también forma parte de una subcultura urbana. Por ese motivo, puedes ver a personas realizando diferentes cosplays, adoptando la misma actitud que los personajes de ficción que interpretan, lo cual hace más interesante y divertido interactuar con ellos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.