Charles Dickens: Genio literario universal de la época victoriana

Charles Dickens: Genio literario universal de la época victoriana

Charles Dickens nació el 7 de febrero de 1812 en Landport, Portsmouth (Inglaterra) y es considerado como el mejor novelista de su época, ya que sus obras se hicieron mundialmente famosas y reconocidas durante su vida.

Es considerado uno los mejores escritores ingleses de todos los tiempos gracias a obras como Oliver Twist, David Copperfield, Cuento de Navidad o Grandes esperanzas.

Muchos compañeros de profesión como George Orwell, Tom Wolfe o León Tolstói reconocieron el gran trabajo de Dickens considerándolo un genio literario, en cambio otros como Oscar Wilde, Virginia Woolf o Henri James lo calificaron como un escritor con falta de profundidad psicológica, demasiado simple y sentimental.

Era hijo de John Dickens y de Elizabet Barrow. Su padre contrajo muchas deudas y acabó en la cárcel, concretamente en El Marshalsea, por lo que parte de su familia se mudo con el, ya que en esa época la ley permitía a la familia del moroso compartir su celda.

Charles estuvo viviendo en una casa de acogida en Little College Street y los domingos solía ir a visitar a su padre a prisión.

Cuando tenía 12 años empezó a trabajar en una fábrica de betún para calzado en Londres, pasando largas jornadas de 10 horas pegando etiquetas en los botes ganando seis chelines a la semana, dinero que destinaba para pagar su hospedaje y ayudar a su familia, que seguía viviendo con su padre en la cárcel.

Tras unos meses después, su padre y el resto de la familia pudieron salir de la cárcel y tras el fallecimiento de su abuela materna recibieron una herencia de 250 libras, aunque su madre prefirió que siguiera trabajando por un tiempo en la fábrica de calzado.

A los 16 años en 1827 entró a trabajar como pasante en un bufete de abogados y poco después consiguió un empleo en un periódico como reportero y cronista, escribiendo durante su vida para diferentes periódicos.

En 1834 lo contrató el «Morning Chronicle» como periodista político para informar sobre debates parlamentarios y viajó por todo el país para cubrir las campañas electorales, mientras iba escribiendo sus artículos como esbozos literarios teniendo gran popularidad entre los lectores.

En 1836 un editor le encargó un libro de notas del mismo estilo, y fue así como salió publicada su primera obra titulado «Los apuntes de voz». El libro tuvo mucho éxito entre el público, lo que animó a Dickens a escribir su primera gran obra maestra llamada «Los papeles póstumos del club Pickwick», publicada en entregas mensuales entre 1836 y 1837.

El 2 de abril de ese mismo año se casó con Catherine Thompson Hogarth y tuvieron 10 hijos. Estuvo trabajando para diferentes periódicos hasta que fue con su esposa a Estados Unidos en 1842, hecho por el cuál más tarde le permitió escribir «La vida de nuestro señor», un libro corto que hablaba de la vida de Jesucristo con un lenguaje sencillo con el propósito de inculcar a sus hijos la religión cristiana.

En 1837 acabó de publicar el resto de las entregas de «Los papeles póstumos del Club Pickwick», en donde llegaría una de sus obras más famosas «Oliver Twist», publicada en 1838 por entregas durante dos meses.

Oliver Twist fue una autobiografía en donde Dickens relata las peripecias para sobrevivir de un niño huérfano de los bajos fondos londinenses desde sus comienzos hasta su ascenso, en donde deja claro su denuncia social y refleja la hipocresía social, el mundo de hampa y la miseria de la época.

Poco después escribió sus siguientes obras «Nicholas Nickleby» (1838-1839), y «La tienda de antigüedades» (1840-1841), en donde tuvo gran éxito en Inglaterra y América.

En 1843 publica su aclamada obra «Cuento de Navidad» en donde narra la historia de un hombre tacaño, egoísta y poco solidario que recibe la visita de tres fantasmas en Nochebuena (el pasado, el presente y el futuro), en donde recibe un ultimátum para enmendar los errores del pasado y ser mejor persona.

Su novela «Dombey and Son» (1846-1848) fue escrita con un cambio de registro, pasó de la improvisación a la planificación, gracias a su maestría en el lenguaje de recursos novelísticos.

Fundó su propio seminario en 1849 en el que ayudaba a publicar escritos de autores poco conocidos y en donde también publicó «Casa desolada»(1852-1853), y “Tiempos difíciles» (1854).

Otras de sus grandes obras fue «David Copperfield» (1849-1950), en donde Dickens relata su aventuras desde su infancia a la madurez, del cuál vendió en muy poco tiempo 100.000 ejemplares.

La salud de Dickens empeoró alrededor de 1850, debido al fallecimiento de su padre, de su hermana Fanny de una hija.

En 1856 se pudo comprar la casa de sus sueños en Higham, lugar donde solía frecuentar cuando era niño y siempre soñaba con vivir allí algún día.

También se separó de su mujer Catherine en 1858, aunque su divorcio era impensable para una persona famosa como el en esa época, aunque siguió manteniéndola durante toda su vida.

Entre 1860 y 1861 publico «Grandes Esperanzas», en donde narra la historia de Pit, un joven huérfano y miedoso, en el que gracias a un benefactor inesperado hará cambiar su vida y convertirlo en un gran caballero.

El 9 de junio de 1865 sufrió un accidente de tren mientras regresaba de Francia, aunque salió ileso le dejó huella. En 1869 aceptó presidir el Birmingham and Midland Institute.

Charles Dickens murió el 9 de junio de 1870 después de sufrir una apoplejía. Fue enterrado de manera humilde y privada cerca de su casa en la catedral de Rochester.

Después de su muerte circuló un epitafio en donde decía que fue simpatizante del pobre, del miserable y del oprimido y uno de los más grandes escritores ingleses.

Novelas publicadas

– Los papeles póstumos del Club Pickwick (1836-1837).
– Oliver Twist (1837-1839).
– Nicholas Nickleby (1838-1839).
– La tienda de antigüedades (1840-1841).
– Barnaby Rudge (1841).
– Martin Chuzzlewit (1843-1844).
– El pequeño Dombey (1846-1848).
– David Copperfield (1849-1850).
– Casa lúgubre (1852-1853).
– Tiempos difíciles (1854).
– La pequeña Dorrit (1855-1857).
– Historia de dos ciudades (1859).
– Grandes esperanzas (1860-1861).
– Nuestro común amigo (1864-1865).
– El misterio de Edwin Drood (1870).

Relatos publicados

– Cuento de Navidad (1843).
– Las campanas (1844).
– El grillo del hogar (1845).
– La batalla de la vida (1846).
– El hechizado (1848).
– Hombres intrépidos (1853).
– Una casa para alquilar (1858).
– El guardavía (1866).

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.